Interior de una oficina de la vivienda de Barcelona

Prevención para evitar la pérdida de la vivienda

El Ayuntamiento proporciona servicios de mediación en el alquiler y asesoramiento hipotecario a personas con dificultades económicas que estén en riesgo de perder la vivienda.

Servicios municipales que protegen a la ciudadanía

El Ayuntamiento de Barcelona considera la prevención como la herramienta más efectiva para evitar situaciones de riesgo que puedan derivar en la pérdida de la vivienda. De ahí facilita a la ciudadanía servicios de mediación en el alquiler y asesoramiento hipotecario, que permiten llegar a puntos de consenso entre las personas o entidades propietarias y las residentes con el objetivo de evitar procesos judiciales y situaciones traumáticas.

Por un lado, la mediación en el alquiler se desarrolla entre el propietario (arrendador) y el inquilino (arrendatario) en aquellos casos en que, por dificultades económicas (impago, deuda, demanda, etc.), el arrendatario se expone a un desahucio, o es víctima de acoso inmobiliario, entre otras situaciones. El objetivo es llegar a un acuerdo que permita al inquilino conservar su hogar y, si es necesario, hacer frente a las deudas pendientes y prevenir un endeudamiento futuro.

Por otra parte, el servicio de asesoramiento hipotecario se hace a través del Ofideute, un servicio de información que propicia la resolución de conflictos entre la ciudadanía y las entidades financieras. El objetivo es evitar las vías de recuperación de la deuda agresivas y el riesgo de desahucio.

Si tienes dificultades económicas para pagar el alquiler o las cuotas de la hipoteca, puedes dirigirte a cualquiera de las Oficinas de la Vivienda para solicitar información y ayuda.

¿Quieres saber más?

En estos desplegables encontrarás explicaciones sobre estos servicios, pero recuerda que la mejor forma de informarte es pedir cita en las Oficinas de la Vivienda.

¿A quién va dirigido?

  • Familias hipotecadas propietarias de una única vivienda que utilizan como vivienda principal.
  • Personas avaladoras de préstamos con garantía hipotecaria que, por motivo de impago, estén en riesgo de perder la vivienda principal.
  • Personas consumidoras, avalistas y terceros hipotecantes, en los casos siguientes:
    • Cuando detecten cualquier cláusula o práctica abusiva en el contrato del préstamo o crédito hipotecario.
    • Cuando se encuentren con dificultades para pagar el préstamo o crédito hipotecario, o prevean que no podrán hacer efectivos los pagos en el futuro.
    • Cuando hayan recibido la notificación de inicio de un procedimiento de ejecución hipotecaria de la vivienda habitual como consecuencia del incumplimiento del deudor.
  • Personas en riesgo de perder la vivienda habitual de alquiler. Estas personas pueden dirigirse a cualquier Oficina de la Vivienda, donde el personal técnico en valorará el caso y procederá, si es necesario, a elaborar un expediente para la Mesa de Adjudicación de Viviendas para Emergencia Social.

Finalidad

El objetivo de la mediación en el alquiler es llegar a un acuerdo entre inquilinos y propietarios para hacer frente a las deudas pendientes y evitar un posible desahucio. El proceso de mediación se desarrolla entre el propietario (arrendador) y el inquilino (arrendatario).

El servicio Ofideute ofrece asesoramiento hipotecario para resolver conflictos entre arrendatarios y entidades financieras. Si vives en una vivienda que es propiedad de un banco y tienes dificultades económicas, Ofideute te ofrece información y mediación para evitar el riesgo de desahucio.

¿Dónde tengo que dirigirme?

Las Oficinas de la Vivienda disponen de un servicio de información y asesoramiento personalizado gratuito para todos los ciudadanos de Barcelona.

Para entrevistarse con un abogado del servicio jurídico, hay que solicitar cita previa de forma presencial en cualquier Oficina de la Vivienda. En su caso, se indicará la documentación que deberá presentarse en la cita.

Comparte este contenido