Medidas para hacer frente a las situaciones de emergencia habitacional

La prevención de la exclusión residencial y la atención a las personas en situación de vulnerabilidad son ejes prioritarios de la actividad del Ayuntamiento de Barcelona.

Prevención, atención y ayuda para hacer una ciudad más justa

La situación económica y las dinámicas del mercado inmobiliario han provocado que muchas personas vivan en condiciones inadecuadas, hayan perdido su vivienda o estén en riesgo de hacerlo. Con el fin de defender los derechos de estos colectivos, el consistorio ha activado diferentes políticas.

Estas medidas tienen un alcance transversal: se proporcionan ayudas y servicios de asesoramiento y mediación para prevenir las situaciones de riesgo y, cuando el desalojo se produce, se procura a los afectados prestaciones de emergencia por la pérdida del hogar y un realojamiento digno.

De este modo, el Ayuntamiento actúa sobre todo el abanico de situaciones que pueden afectar a la ciudadanía en relación con la emergencia habitacional y la exclusión residencial. El objetivo del consistorio es evitar la exclusión de las personas que están en situaciones de riesgo por motivos económicos. Así quiere contribuir a que Barcelona sea una ciudad socialmente más justa, tal y como establece su Plan por el Derecho a la Vivienda.

¿Qué mecanismos prevé el Ayuntamiento en caso de pérdida de la vivienda?

En este desplegable encontrarás todos los servicios y ayudas que ofrece el Ayuntamiento si has perdido tu vivienda o estás en riesgo de hacerlo. Puedes obtener más información y asistencia en las Oficinas de la Vivienda de Barcelona.

 

Prevención

La prevención es el mejor mecanismo para afrontar las situaciones de riesgo de pérdida de la vivienda. Para contribuir a prevenir estas situaciones, el Ayuntamiento de Barcelona ofrece los siguientes servicios:

  • En primer lugar hay que destacar la información que se difunde desde las Oficinas de la Vivienda para que la ciudadanía conozca sus derechos y las posibilidades de apoyo (asesoramiento, ayudas, etc.) que hay a su disposición.
  • Otra herramienta importante es la mediación, dedicada a buscar puntos de acuerdo entre las partes. Este servicio se puede pedir también a las Oficinas de la Vivienda, que posibilitan la negociación con la propiedad y la búsqueda de alternativas residenciales.
  • Finalmente, las unidades de convivencia pueden solicitar ayudas al pago del alquiler y la hipoteca para evitar que surjan los conflictos con la propiedad.

Qué es el SIPHO y cómo te puede ayudar

​El Servicio de Intervención en la Pérdida de la Vivienda y Empleo, o SIPHO, ofrece acompañamiento a las unidades de convivencia afectadas por un proceso de desahucio. Proporciona asesoramiento e información sobre los derechos reconocidos por la ley.

En caso de que no sea posible llegar a un acuerdo para detener el desahucio y se alcance la fecha de lanzamiento, el SIPHO realiza las últimas negociaciones y acompaña a las familias afectadas.

Puedes pedir más información sobre este servicio en cualquiera de las Oficinas de la Vivienda de Barcelona.

Prestación de emergencia por la pérdida de la vivienda

Hay una ayuda específica para apoyar a las personas que se encuentran en un proceso de desahucio. Puedes ver los datos principales en la siguiente tabla:

A continuación se ofrecen otros datos sobre la prestación:

 

Requisitos

Las personas destinatarias deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Residir en Cataluña
  • Las personas solicitantes tienen que encontrarse en situación de pérdida de la vivienda y tienen que ser titulares de un contrato de alquiler o estar en proceso de busca de vivienda.
  • En este supuesto, se podrá dictar una resolución favorable de la solicitud de prestación, condicionada a la presentación del contrato de arrendamiento en el plazo de 60 días, contados a partir del día siguiente de la fecha de su notificación.
  • No pueden acceder a estas prestaciones las personas ocupantes de viviendas gestionadas por la Agencia de la Vivienda de Cataluña, ni tampoco las que han recibido la oferta para acceder a una vivienda del parque público de alquiler y no lo han aceptado, salvo causa justificada.
  • Acreditar la urgencia y la especial necesidad de la unidad de convivencia de la persona solicitante mediante la aportación de un informe socioeconómico de los servicios sociales de atención primaria o especializada, en el cual se proponga el otorgamiento de la prestación por estos motivos.
  • Los ingresos de la unidad de convivencia de la cual forma parte la persona solicitante en el momento de presentar la solicitud (ingresos mensuales ponderados de acuerdo con el número de miembros que forman parte y de la zona donde esté ubicado la vivienda), no pueden ser superiores a 2 veces la IRSC (Indicador de Renta de Suficiencia de Cataluña) ponderados, si se trata de una persona sola, no superiores a 2,5 veces a la IRSC ponderado si se trata de unidades de convivencia de dos miembros o más, y no superiores a 3 veces la IRSC ponderado, en el caso de personas con discapacitados o con gran dependencia. 
  • Se entiende por unidad de convivencia el conjunto de personas empadronadas en un domicilio con independencia de si tienen relación de parentesco entre sí.
  • El plazo entre la fecha en que se deja la vivienda y la fecha en que se solicita la prestación no puede ser superior a 24 meses.
  • La fecha de entrada en vigor del nuevo contrato no puede ser anterior en 60 días a la fecha en que se deja la vivienda, excepto en los casos de dación en pago u otros procesos jurídicos en que el plazo puede ser de 180 días.
  • La vivienda tiene que estar destinada a residencia habitual y permanente del solicitante, que es el que constituye su domicilio según el padrón municipal.
  • La persona solicitante ni ningun otro miembro de la unidad de convivencia no tienen que tener ninguna vivienda en propiedad, salvo que no dispongan del uso y goce.
  • La persona solicitante tiene que ser titular de un contrato de alquiler, de una cesión de uso o excepcionalmente, de un contrato de subarrendamiento de la vivienda que constituye su domicilio habitual y permanente.
  • Las personas arrendatarias ni ningún miembro de la unidad de convivencia no pueden tener vínculos de parentesco con el arrendador (matrimonio, relación estable, consanguinidad, adopción o afinidad, hasta segundo grado).
  • El importe de las rentas de alquiler que tiene que pagar la persona solicitante de la prestación no puede superar los 750 euros mensuales. 
  • El importe de la prestación se establece en el 60% de la renta anual de la vivienda, con un límite máximo de 2.400 euros por vivienda. Esta prestación sólo puede ser otorgada una vez y por un periodo máximo de 12 meses.
  • La prestación se reconoce a partir del mes siguiente a la fecha de presentación de la solicitud. En los casos en que se ha dictado una resolución favorable, condicionada a la aportación del contrato de alquiler, se reconoce el derecho a partir del mes en que se haya aportado el contrato.
  • El importe de la prestación complementaria para los gastos de fianza y de acceso a la vivienda en régimen de alquiler se establece en base al gasto acreditado, con un importe máximo de 600 euros, y sólo se puede otorgar una vez. No pueden haber transcurrido más de 3 meses entre la fecha de la firma del contrato de arrendamiento y la presentación de la solicitud.

 

Documentación

Junto con la solicitud hay que presentar la siguiente documentación:

  • Declaración responsable de la persona solicitante, relativa a si se han pedido u obtenido otras ayudas públicas o privadas para la misma finalidad, en que conste la relación detallada de las entidades que han concedido las ayudas y la cantidad solicitada y obtenida, si procede
  • Original y fotocopia o fotocopia compulsada del DNI/NIE de la persona solicitante y de todos los miembros que integran la unidad de convivencia. Si algún miembro de la unidad de convivencia no dispone de DNI/NIE tendrá que presentar un documento equivaliendo que lo identifique. Las personas recién llegadas que han obtenido el DNI tienen que hacer constar en la solicitud lo NIE que tenían antes de obtener el DNI.
  • Informe socioeconómico emitido por los servicios sociales municipales de atención social primaria o especializada, relativo a la situación de la unidad de convivencia.
  • Volante o certificado de convivencia que acredite la residencia habitual en la vivienda de todas las personas que forman la unidad de convivencia.
  • Justificante de los ingresos de la persona solicitante y de cada uno de los miembros que integran la unidad de convivencia en edad laboral. Hay que acreditar los ingresos de la manera siguiente:
    • Original y fotocopia o fotocopia compulsada de las tres últimas nóminas previas a la presentación de la solicitud.
    • En caso de personas en situación de paro, certificado/s de la oficina de trabajo con el importe percibido los tres últimos meses previos a la presentación de la solicitud.
    • En caso de pensionistas, certificado/s emitido por el órgano o órganos pagadores del importe a percibir durante el año en curso.
    • En el caso de trabajadores por cuenta propia tendrán que aportar la última o últimas declaraciones del IRPF trimestral.
    • Informe de vida laboral emitido por la tesorería de la Seguridad Social relativo a la persona solicitante y a todas las personas en edad laboral que integran la unidad de convivencia. Este informe se debe pedir mediante la web de la Seguridad Social o en el teléfono 901 502 050.
  • Declaración responsable de la persona solicitante relativa al cumplimiento de los requisitos.
  • Fotocopia compulsada del libro de familia, si es necesario.
  • Sentencia judicial o convenio de separación o divorcio, si es necesario.
  • Documentación acreditativa del proceso de desahucio o de ejecución hipotecaria de la vivienda, u otros procesos reconocidos y validados de intermediación en que se haya perdido la vivienda donde se haya residido con anterioridad
  • Documentación acreditativa de haber pagado tres mensualidades del alquiler o seis cuotas hipotecarias de 'vivienda anterior, si no queda bastante justificado con la documentación del proceso correspondiente.
  • Todos los recibos de alquiler pagados de la vivienda por el cual se solicita la prestación, hasta la fecha de presentación de la solicitud.
  • Impreso normalizado de datos bancarios, a nombre de la persona solicitante, con los datos de la cuenta en la que debe ingresarse la prestación, debidamente sellado por la entidad financiera.

Obtención de datos de manera electrónica:

Cuando las personas solicitantes y los miembros de la unidad de convivencia autorizan al órgano gestor para la obtención de los datos necesarios para la tramitación y valoración de las solicitudes, no es necesaria la aportación de:

  • Certificado de convivencia que acredite la residencia a la vivienda de todas las personas que integran la unidad de convivencia.
  • El DNI de la persona solicitante y de todos los miembros que integran la unidad de convivencia. 
  • La declaración del IRPF de la persona solicitante y de todas las personas en edad laboral que integran la unidad de convivencia.
  • Justificante de los ingresos en el caso de personas en situación de paro y pensionistas.
  • Certificado de grado de discapacidad, si es necesario.
  • Carné de familia monoparental y numerosa, si es necesario.

 

La Agencia de la Vivienda de Cataluña puede solicitar, directamente o a través de las entidades colaboradoras en la gestión de estas prestaciones, documentación complementaria para ampliar su conocimiento sobre la solicitud presentada.

 

Cuantía y plazo de solicitud

  • El importe de la prestación se establece en el 60% de la renta anual de la vivienda, con un límite máximo de 2.400 euros por vivienda. Esta prestación solo puede ser otorgada una vez y por un período máximo de 12 meses.
  • La prestación se reconoce a partir del mes siguiente a la fecha de presentación de la solicitud. En los casos en que se ha dictado una resolución favorable, condicionada a la aportación del contrato de alquiler, se reconoce el derecho a partir del mes en que se haya aportado el contrato.

Las solicitudes se pueden presentar en cualquier Oficina de la Vivienda de Barcelona en cualquier momento del año.

 

Incompatibilidades

Estas prestaciones son incompatibles con las siguientes líneas de ayudas:

  • El mantenimiento de la renta básica de emancipación, obtenida de acuerdo con el Real decreto 1472/2007, de 2 de noviembre.
  • Las prestaciones económicas para el pago del alquiler previstas en la Ley 18/2007, de 28 de diciembre, del derecho a la vivienda, cuando el objeto de que sean las mismas mensualidades. Cuando las prestaciones se destinen a mensualidades diferentes, la suma de los importes a percibir en un mismo año natural no puede ser superior a 3.000 euros.
  • La obtención de subvenciones para el pago del alquiler previstas en el Convenio de 22 de julio de 2014, entre el Ministerio de Fomento y la Generalitat de Cataluña para la ejecución de líneas de ayudas 2013-2016.
  • Se podrá conceder a una misma persona la prestación para pagar deudas de alquiler y la prestación para situaciones de pérdida de la vivienda y de la prestación complementaria por gastos de fianza y de acceso a la vivienda en régimen de alquiler en un mismo año natural, siempre que la suma de las dos prestaciones no supere el importe de 3.000 €.
  • No impide el otorgamiento de la prestación el hecho que una entidad sin ánimo de lucro, que haya firmado convenio con la Agencia de la Vivienda, conceda una ayuda transitoria en concepto de anticipo al solicitante, con la misma finalidad. La concesión de esta ayuda no presupone la aprobación de la prestación por parte de la Agencia de la Vivienda de Cataluña.
  • Estas prestaciones son compatibles con ayudas otras administraciones públicas para la misma finalidad, siempre que la suma de los importes concedidos no supere la cantidad de 3.000 euros y que no se hayan obtenido para el mismo año y para las mismas mensualidades.

 

Otras informaciones

Dado que esta prestación es una subvención pública y supone un ingreso patrimonial, el beneficiario tiene la obligación de presentar la declaración del IRPF, en la que también deberá incluir la cuantía percibida.

El pago de la prestación se hará por medio de una entidad financiera.

La prestación se puede abonar directamente a la persona beneficiaria o, si se autoriza expresamente, a la que presta un servicio de tutela o mediación, a favor de la cual se ceda este derecho.

Se puede obtener más información en la página web de la Generalitat.

La Mesa de Emergencia

La Mesa de Emergencia es un mecanismo dedicado a valorar la situación de las personas en riesgo inminente de exclusión residencial y a derivarlas a las viviendas para emergencia social. Para acceder a este mecanismo es necesario hacer los trámites en alguna de las Oficinas de la Vivienda de Barcelona.

De esta manera se quiere ofrecer una solución a los casos más urgentes para evitar la exclusión social de las personas con dificultades económicas.

La Mesa es una entidad creada por el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Cataluña mediante el Consorcio de la Vivienda de Barcelona con el objetivo de hacer efectivo el derecho a la vivienda de las personas en riesgo de perder su hogar.

Consulta el reglamento de la Mesa.

Realojamiento

Si estás en proceso de desahucio, puedes dirigirte a una de las Oficinas de la Vivienda y pedir asesoramiento y acompañamiento. El Ayuntamiento procura a las personas afectadas alternativas un realojamiento digno mediante diversas herramientas: la Mesa de Emergencias (para los casos previstos en su reglamento), las ayudas al pago del alquiler por pérdida de vivienda u otros recursos disponibles.

Si te encuentras en una situación muy urgente, puedes pedir ayuda llamando al Centro de Urgencias y Emergencias de Barcelona (CUESB), al teléfono gratuito 900 703 030, que cuenta con un equipo especializado que te atenderá en caso de necesitar un alojamiento provisional de emergencia.

Comparte este contenido