“Me hace mucha ilusión venir a vivir a Ciutat Vella: mucha gente se marcha y nosotros volvemos”

21/02/2018 - 18:29

Vivienda. Se están ultimando las obras de rehabilitación del primer edificio de vivienda cooperativa cedida por el Ayuntamiento de Barcelona, en la calle de la Princesa

“Me hace mucha ilusión venir a vivir a este barrio porque es muy simbólico: mucha gente se marcha y nosotros volvemos.” Eira Melé es una de las futuras vecinas del primer edificio de vivienda cooperativa cedido por el Ayuntamiento que habrá en la ciudad, situado en el número 49 de la calle de la Princesa, en Ciutat Vella.

El Consistorio cedió esta finca en desuso a la cooperativa Sostre Cívic, que se ha hecho cargo de la rehabilitación de las cinco viviendas y de los diversos espacios comunitarios con los que cuenta el edificio. Se prevé que las tareas finalicen en el mes de abril.

Hoy han visitado las obras representantes del Ayuntamiento de Barcelona, de la Agencia de Vivienda de Cataluña y de la cooperativa Sostre Cívic.

A la visita también han asistido futuros vecinos y vecinas como Eira. “Acabo de ver mi piso casi acabado y estoy muy, muy contenta, es muy bonito”, explica la que pronto será nueva habitante del barrio. “Ahora vivo en un piso con unas condiciones mucho peores y ganaré mucho con el cambio”, añade.

Los socios y las socias de la promoción han realizado una aportación inicial y abonarán una cuota mensual asequible. Para desarrollar el proyecto, la cooperativa ha realizado diversos talleres participativos con las personas que vivirán allí.

Una experiencia pionera

La de la calle de la Princesa es una experiencia pionera en la ciudad y en el país, ya que es la primera vez que un ayuntamiento cede un inmueble a una entidad para impulsar la covivienda. Este modelo permite a una comunidad de personas vivir en un edificio sin ser los propietarios o los arrendadores, por un plazo de tiempo amplio —en este caso, 75 años— y a un precio inferior al del mercado.

Según el primer teniente de alcaldía del Ayuntamiento de Barcelona, Gerardo Pisarello, este proyecto “permite que gente que se había visto obligada a marcharse de Ciutat Vella como consecuencia de la subida de precios y de la gentrificación pueda volver y formar comunidad en el barrio”.

“Para nosotros es muy importante confirmar que este modelo funciona”, ha declarado el concejal de Vivienda y Rehabilitación, Josep Maria Montaner, quien ha adelantado la intención del Gobierno municipal de abrir una nueva convocatoria para poner en marcha nuevos proyectos de covivienda antes de que acabe este mandato.

Recientemente, el Consistorio ha cedido el uso de cuatro solares a cooperativas que construirán nuevas promociones de covivienda en la ciudad. Se trata de solares situados en los barrios de la Barceloneta, la Marina del Prat Vermell, las Roquetes y el Poblenou.

Con esta línea de actuación, el Ayuntamiento quiere ampliar el parque de vivienda asequible de la ciudad siguiendo el modelo que ha tenido éxito en ciudades europeas como Viena, Copenhague y Berlín.

Sostenibilidad y espacios de uso comunitario

Los proyectos de covivienda que está impulsando el Ayuntamiento tienen que cumplir unos exigentes requisitos de eficiencia y sostenibilidad.

Según la responsable del proyecto en Sostre Cívic, Núria Petit, en el edificio de la calle de la Princesa “no se ha hecho una rehabilitación estándar”. La finca cuenta con placas solares para el agua caliente sanitaria, tiene un depósito para recoger las aguas pluviales y se utilizará la biomasa para la calefacción. También se han realizado tareas de aislamiento acústico y térmico.

El inmueble dispondrá, asimismo, de diversos espacios de uso comunitario como una sala multiusos que se utilizará como biblioteca, espacio de estudio o para llevar a cabo diferentes actividades. Además, en la azotea habrá una zona para lavadoras comunitarias, un espacio diáfano para comidas y encuentros y existirá la posibilidad de instalar un huerto urbano.

Comparte este contenido